EL CASO WALLACE; CAPÍTULO JACOBO TAGLE. Antecedentes (1era parte).

EL CASO WALLACE; CAPÍTULO JACOBO TAGLE

Antecedentes (Primera parte)

El 13 de julio de 2005, aproximadamente 30 horas después de la misteriosa desaparición de Hugo Alberto Wallace Miranda (a partir de ahora Hugo Alberto), su madre la señora María Isabel Miranda Torres o Isabel Miranda de Wallace (a partir de ahora la señora Wallace), ex candidata a la jefatura de gobierno del Distrito Federal, presidenta de la organización Alto al Secuestro, y actual miembro del Consejo de Coordinación Nacional Anti Secuestros, de forma simultánea a su esposo Enrique del Socorro Wallace (Desde ahora el señor Enrique del Socorro), Luis Antonio Sánchez Rubio, alias el chaparro, chofer de Hugo Alberto y Jorge Ortega, primo de Hugo Alberto, interpuso una denuncia por secuestro ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Según se desprende de esta denuncia las razones de la señora Wallace para sospechar que la desaparición de su hijo se trataba de un secuestro se basaban en los siguientes indicios:

a) La inpuntualidad y ausencia de Hugo Alberto en su lugar de trabajo el 12 de julio, ya que supuestamente éste acostumbraba llegar a su oficina a las 9:30;

b) La llamada hecha a las 11 de la mañana a la casa de su hijo en la supuestamente la encargdada de limpeza le dijo que Hugo Alberto habia dejado la cama tendida, sobre la misma la camisa que se habia quitado y que se habia llevado el mismo pantalon, por lo que de inmediato llamó a diferentes amigos de Hugo Alberto.

c) El dicho del vigilante del condominio donde Hugo Alberto residía, quien según le dijo que el día anterior éste había salido del condominio como a las 8:50 p.m. y posteriormente le llamó a su celular para avisarle que había ido al cine. Desde entonces no regresó;

d) El dicho de su sobrino, Jorge Ortega, que asegura que “El Chaparro”, chofer de Hugo Alberto, le había dicho que posiblemente éste había ido a buscar a una mujer rubia y blanca al restaurant “Conditori” ubicado en Extremadura Insurgentes, delegación Benito Juarez, en la ciudad de México;

e) El supuesto descubrimiento de Jorge Ortega de la camioneta de Hugo Alberto en los alrededores del restaurant “Conditori” entre la calle de Cerrada de Empresa y Carracci;

f) El dicho de un vecino que supuestamente al verla llorar le dijo que esa mañana escuchó el frenado de esa camioneta y vio que de ahí bajaban a una persona que llevaron por la fuerza al edificio de la calle Perugino;

g) El dicho de otro vecino que supuestamente le dijo que en el departamento 4 de Perugino entraron 4 muchachas acompañadas de unos judiciales que sabía las frecuentaban y adémas aseguró que este vecino también persona le proporcionó la descripción de cada una de ellas;

h) La supuesta coincidencia de la descripción de una de las chicas que habitaban en Perugino número 4 con la que supuestamente le fue presentada a Hugo Alberto por medio de Jacobo Tagle Dobín.

i) El dicho de Eric Figueroa, un niño de aproximadamente 8 años de edad que supuestamente le dijo que esas muchachas vivían en el departamento 4 y que no podían atenderlos debido a que la noche anterior ahí se había suscitado un problema, se habían escuchado disparos y vio como bajaban entre dos hombres a una persona sangrando mientras otros dos vigilaban, entre ellos un judicial que veía con frecuencia;

De los indicios antes citados, este último relativo a las dichos del menor es el que resulta el más impactante y revelador. Sin embargo, tan solo 2 días después, Vanessa Figueroa la madre del menor declaró ante el Ministerio Público Federal que su hijo no estaba ese día por lo que era imposible que hubiera sido testigo de esos acontecimientos. Por si fuera poco, Eric Figueroa respaldó esta versión al declarar que nunca había escuchado el sonido de un disparo, excepto en películas, además negó haber hablado con la señora Wallace o cualquier otra persona el 13 de julio. Lo anterior contradice contundentemente la parte angular de lo narrado por Isabel Miranda de Wallace en su denuncia ante la PGJDF. Cabe señalar que en esa declaración Vanesa Figueroa menciona otro dato curioso, asegura haber sido interrogada ese día por elementos de la Agencia Federal de Investigacion (ahora Policía Federal).

Nótese que hasta ese momento la denuncia únicamente se sustentaba en sospechas exageradas, testimonios de oídas y especulaciones de la señora Wallace. Sin embargo, desde un inicio involucró en su historia a Jacobo Tagle Dobín. Asimismo, en una de sus posteriores declaraciones ante medios de comunicación señaló que desde un principio sabía que Jacobo estaba implicado en el supuesto secuestro de su hijo.

Anuncios
Tagged with: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Publicado en Fábrica de Culpables, Jacobo Tagle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.855 seguidores

Síguenos en Twitter
Secciones
A %d blogueros les gusta esto: