La llamada incomoda entre Margolis y Florence Cassez; “La señora Wallace está desesperada”.

Florence Cassez y su nueva vida. Fuente: Revista Proceso.

Florence Cassez déspues de su liberación. Fuente: Revista Proceso.

Un año después de su liberación Florence Cassez tuvo la oportunidad de hablar telefónicamente con Eduardo Margolis, un oscuro personaje en su detención y posterior exhibición ante los medios de comunicación de lo que sería denominado por la SCJN como “una escenificación ajena a la realidad”.

Durante esta llamada, Margolis le comentó, entre otras cosas, que Isabel Miranda de Wallace estaba desesperada y que si estaría interesada en hablar con ella. Florence Cassez le respondió que sí, siempre y cuando sea a través de la televisión y admita que solo dijo mentiras sobre ella durante los 7 años que estuvo en prisión.

Aquí el breve fragmento relativo a la señora Wallace de la conversación que Florence mantuvo con Margolis:

– Margolis y usted, ¿tocaron otros temas?

Por supuesto. Sin que me preguntara nada mencionó a Isabel Miranda de Wallace, quien tanto me criticó. Me dijo “¿Sabes quien está desesperada? La Wallace”. Creo que me contó que era muy cristiana o algo así. Y de repente me preguntó: “ ¿Te interesaría hablar con ella?. Mi primera reacción fue de decir que no. Pero después le contesté: “Ok, hablo con ella, pero con una condición: que explique en la televisión que solo dijo mentiras sobre mí durante 7 años”.Margolis se echó a reír y dijo: “Qué rápido aprendes Florence!”.

Nosotros sabemos la causa de su desesperacion y es que la señora Wallace tiene mucho de que preocuparse, ya que existen grandes similitudes entre el “Caso Cassez” y el “Caso Wallace”, por tanto los mismos motivos para una posible absolución de los acusados ante los tribunales constitucionales. Solo por mencionar algunas de estas similitudes :

A) Las irregularidades y violaciones constitucionales en la detención de los acusados de secuestro y delincuencia organizada;

B) La exhibición mediática de los acusados en perjuicio de su derecho a la presunción de inocencia y al debido proceso;

C) Las declaraciones de las partes del procesos obtenidas bajo coacción y amenaza que en el caso de Brenda Quevedo, Jacobo Tagle y Cesar Freyre, se tradujeron a actos de tortura perpretados en su perjuicio.

D) La orquestación de montajes mediáticos por parte de las autoridades ministeriales y policiales federales;

E) Un ente de poder dotado de más facultades que las establecidas en la ley.

Fiel a su fe cristiana la señora Wallace siguió las profecías plasmadas en las “falsas escrituras” que ella misma preparó en complicidad con la autoridad federal al puro estilo de García Luna. Solo que aquí los crucificados fueron los acusados del supuesto secuestro de Hugo Wallace y no ella. Es por tal motivo que nosotros los haremos mártires y lucharemos sin descanso hasta que se haga justicia en sus casos.

Aquí el artículo completo de Florence Cassez publicado por la Revista Proceso número 1942.

Anuncios
Tagged with: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Publicado en Brenda Cruz, Fábrica de Culpables, Florence Cassez, Jacobo Tagle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.855 seguidores

Síguenos en Twitter
Secciones
A %d blogueros les gusta esto: