El caso de Oscar Álvaro Montes de Oca; la prisión preventiva en México y su impacto en la presunción de inocencia

Oscar Àlvaro Montes de Oca

El 31 de julio del año en curso Oscar Álvaro Montes de Oca regresaba de unas vacaciones en Argentina cuando fue detenido por el supuesto tráfico de estupefacientes en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Oscar se graduó de la Universidad Autónoma del Estado de México con honores y en el momento de su detención laboraba como coordinador de una de las áreas de la Rectoría de este recinto. Según su versión de los hechos, la maleta tipo backpack color verde de su propiedad se extravió y cuando fue a reclamarla los agentes aduanales que lo atendieron le entregaron una maleta que no correspondía con las características de su equipaje negándose a aceptarla. Sin embargo, la misma estaba etiquetada con su nombre por lo que los agentes lo obligaron a abrirla, cuál va siendo su sorpresa; la maleta contenía 20 kilos de cocaína. De inmediato, se dió aviso a las autoridades federales por lo que se procedió a su traslado a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en donde se le tomó su declaración ministerial para luego ser enviado al penal de Tepic, Nayarit. Afortunadamente, contó con el respaldo jurídico de un grupo de abogados, entre ellos uno particular y los de la Rectoría de su casa de estudios. Inclusive, Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, se jactó de enviar a su abogada personal para colaborar con asesoría legal para la defensa del afectado. Al final de cuentas, el día jueves 6 de agosto se pudo comprobar que no era su equipaje y el Ministerio Público Federal se desistió del ejercicio de la acción penal.

Red de maleteros implicada

Según las autoridades peruanas, existe una red de “maleteros” y policías coludidos con las mafias del narcotráfico en ese país que se encargan de intercambiar las maletas de personas inocentes para hacerlas llegar hacia distintas destinaciones con la finalidad de distraer la atención de las autoridades y así poder pasar cargamentos más grandes. Oscar no ha sido la única víctima mexicana de esta red criminal, en el año 2014, Martha del Carmen Otero Hernández venía de casarse en Argentina al tomar su vuelo hacia México fue acusada de traficar droga a través de Perú, contrariamente a Oscar su situación fue resulta antes de salir del aeropuerto de Lima. Otro caso similar es el de la joven de 26 años y bailarina estudiante del INBA, Lilia Angélica Lopez “Angie”, quien el 31 de diciembre de 2014 fue detenida en el AICM por el supuesto tráfico de 3 kilos de cocaína cuando venía proveniente de Colombia. Hasta la fecha, Angie no ha sido juzgada y se encuentra recluida en el penal de Santa Martha purgando una condena por adelantado de un crimen que sus familiares alegan jamas cometió afirmando que la droga encontrada por los agentes federales le fue sembrada:

Cuando venía de regreso, en la terminal aérea de Bogotá, pasó tres filtros; uno era el detector de metales, otro de perros que olfateaban el equipaje y a las personas en busca de drogas o armas y por último una banda donde las maletas fueron abiertas frente a Angie para sacar toda la ropa y verificar que no contenían nada ilegal. Pasó sin problemas, los agentes le sellaron el pasaporte y le cedieron el paso para que pudiera viajar”.

Cuando llegó al aeropuerto en México esperaba su maleta que fue la última en salir de la banda, repentinamente unos policías federales la detuvieron. La maleta fue abierta sin su presencia y rompieron los sellos cuando se la mostraron contenía tres kilos de cocaína en tabiques. En los casos anteriores se vieron involucradas las mismas aerolíneas en las que Oscar viajó, LAN y Avianca.

La prisión preventiva en México y su impacto en la presunción de inocencia

El caso de Oscar y Angie son un ejemplo de los defectos y las consecuentes violaciones a los derechos humanos derivados de la figura de la prisión preventiva imperante en nuestro sistema de impartición de justicia. Esta figura es un resquicio de la reforma de justicia penal del 18 de junio de 2008 en la que entró en vigor, y a su vez se constitucionalizó, el principio de la presunción de inocencia en nuestro país. Pero ¿cuál es el significado y las implicaciones de este principio representativo de los sistemas legales más avanzados del mundo? De acuerdo a la doctrina y a la ley, toda persona debe ser considerada inocente hasta que se compruebe lo contrario mediante una resolución judicial en donde la carga de la prueba incumbe al Estado. Según algunos juristas este principio ya se encontraba implícito en nuestro sistema legal antes de dicha reforma, independientemente de lo anterior, la realidad es que a causa de la figura de la prisión preventiva (Véase los artículos 18 y 19 de la Constitución) cuando se trata de delitos graves las personas acusadas de este tipo de ilícitos son encarcelados sin derecho a la libertad bajo caución lo que implica llevar su proceso dentro de la prisión. Lo anterior, de ninguna manera va de la mano con lo pregonado por la presunción de inocencia un derecho fundamental.

El doctor Sergio García, experto en temas de justicia penal, afirma que el tema de los presos sin condena es un problema grave que aún no se ha sabido enfrentar, “se somete a prisión preventiva a un número excesivo de personas que debería encontrarse en libertad enfrentando sus procesos”.

Otro dato importante, 57% de la población carcelaria ya cuenta con una sentencia, pero existe un 43% que está recluida bajo la medida cautelar de prisión preventiva. José Luis Gutiérrez, director de Asistencia Legal por los Derechos Humanos (ASILEGAL).

Desgraciadamente, en México miles de personas que se encuentran reclusas han visto afectados sus derechos fundamentales a causa de esta figura, especialmente las que no cuentan con apoyo ni recursos económicos para emprender su propia defensa legal, por lo urge una reforma a nuestro sistema de impartición de justicia. Para suerte de Oscar, muchas personas allegadas, organizaciones y autoridades universitarias y estatales, intervinieron en su defensa y a la difusión de su caso. Pese a lo anterior y a que Oscar fue liberado a unos días de su reclusión, nadie podrá borrarle las heridas derivadas de la incomunicación, encarcelamiento e incertidumbre que genera el sometimiento a un proceso al arbitrio del Ministerio Público. Si en realidad se respetara íntegramente el principio a la presunción de inocencia casos como los de Oscar en su gran mayoría serían evitados, disminuiría los casos de culpables fabricados, inocentes no purgarían penas por adelantado y no existiría sobrepoblación en las prisiones mexicanas. Yo les aconsejo a los gobernantes de nuestro país que en lugar de colgarse medallitas y hacerse publicidad mediante este tipo de casos, se dediquen a trabajar en reformas que contribuyan a la modernización del sistema legal de nuestro país, a la preservación de los derechos fundamentales de los detenidos y a la liberación de los miles de inocentes que se encuentran recluidos injustamente en prisión.

De acuerdo con las estadísticas actuales, el sistema penitenciario del DF tiene una sobrepoblación de 67%. La capacidad de todos los penales es de 22 mil 411 reclusos, pero hasta finales de julio de este año se reportó que hay 15 mi 109 reos más de los que originalmente puede contener el sistema de justicia de la capital.

Véase también:

http://www.scoop.it/t/caso-oscar-montes-de-oca

Anuncios
Tagged with: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Publicado en Derechos Humanos, Fábrica de Culpables, Presunción de inocencia, Prisión Preventiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.854 seguidores

Síguenos en Twitter
Secciones
A %d blogueros les gusta esto: