En Edomex se patean los DDHH porque el Ombudsman estatal es de los mismos: activistas

  • Así lo consideró el abogado y defensor de los derechos humanos en esa entidad José Antonio Lara Duque, quien como coordinador general del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL) ha acompañado a varias comunidades mexiquenses, sobre todo indígenas, en la defensa de sus derechos.

En el Estado de México hay una sistemática violación a los derechos humanos y la instancia pública encargada de su salvaguarda, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), no es sino un “apéndice” del poder político mexiquense, pues no se ha atrevido a investigar de forma seria y profunda dichas violaciones.

Así lo consideró el abogado y defensor de los derechos humanos en esa entidad José Antonio Lara Duque, quien como coordinador general del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL) ha acompañado a varias comunidades mexiquenses, sobre todo indígenas, en la defensa de sus derechos.

“Lo que vemos es un crisis sistemática de violaciones a derechos humanos: hay violaciones a derechos humanos colectivos, sobre todo en los pueblos indígenas; es un estado que sigue ejerciendo como una práctica sistemática la tortura; y los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales son violados de forma cotidiana en la gran mayoría de colonias y pueblos que conforman el estado”, dijo en entrevista.

Ya desde 2011, una decena de organizaciones civiles había señalado la ausencia de una política gubernamental en materia de derechos humanos en el Estado de México, revelada por la falta de resultados del Gobierno estatal para garantizar el acceso a derechos sociales y por los abusos cometidos o impulsados desde las instancias gubernamentales, como lo documentaron en el Informe sobre el Estado de México durante el sexenio 2005-2011: La violación sistemática de derechos humanos como política de Estado.

Aunque publicado en 2011, lo señalado en el informe no pierde vigencia, conforme con lo referido por Lara Duque: la situación de las mujeres frente a la violencia estructural y sistemática y de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de las comunidades siguen siendo problemas presentes en la entidad. A ellos se suma como uno de los problemas prioritarios en la materia, de acuerdo con el abogado, el de la tortura a manos de policías estatales y municipales.

En este contexto, la Codhem –en tanto la instancia pública encargada de la protección y defensa de los derechos humanos de los mexiquenses– ha tenido un rol inoperante o, de plano, ausente, a decir de defensores de derechos humanos que han trabajado en la entidad y de un ex integrante del Consejo Consultivo de la Comisión.

Nancy López Pérez, del área de defensa de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), refirió que el Estado de México es una entidad muy compleja, donde confluyen muchas problemáticas –como la migración, la trata de mujeres, movimientos sociales contra megaconstrucciones– pero donde no se ha visto la protección a los ciudadanos ni mucho menos la atención a sus reclamos. Por el contrario, dijo, las autoridades han mantenido una política de negación y, en consecuencia, han sido omisas.

Pese a que parte importante de la vigilancia, el respeto y la promoción de los derechos humanos recae en los organismos públicos encargados de su protección, consideró, en este caso la Codhem “se ha caracterizado por tener una participación bastante pasiva en la grave situación de derechos humanos en el Estado de México”, pues no se le ha visto como una institución que se mantenga vigilante y que esté denunciado o haciendo públicas las principales violaciones a derechos humanos en el estado.

Para el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, José Antonio Ortega Sánchez, la Codhem es una instancia “ausente”, que “pareciera como si no existiera”.

“Si de repente la desaparecen nadie se va a dar cuenta porque lo que hace no tiene repercusión, no tiene peso y pareciera como que no hace nada”, expresó. “Me parece que está ausente en los temas en donde se percibe, se ve que debe haber un ombudsman que investigue, que esté sobre las autoridades para que hagan lo que están omitiendo hacer”.

Miembro del Consejo Consultivo de la Codhem durante seis años (hasta 2012), Ortega Sánchez consideró que actualmente la mayor violación a los derechos humanos que sufren los mexiquenses es la falta de una respuesta adecuada de la autoridad para darles seguridad y tranquilidad. “Eso hace que sus derechos a la vida, a la libertad, a la paz no sean respetados si la autoridad no cumple con lo que tiene qué hacer”, dijo.

¿COMISIÓN INÚTIL?

La Codhem lleva 22 años operando como el organismo público y autónomo de protección a los derechos humanos en el Estado de México, una entidad vecina a la capital del país, que ha sido históricamente gobernada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y que aglutina a la mayor cantidad de habitantes del país.

López Pérez y Lara Duque coincidieron en que pareciera que la existencia de la Codhem se explica más por la inercia de un mandato constitucional de que cada entidad debe tener su propia comisión, que por un efectivo compromiso de las autoridades estatales con la salvaguarda de los derechos humanos.

“Existe porque existe en otros estados”, expresó Lara Duque sobre la Codhem, “pero es inoperante. Hoy la Codhem no sirve en ningún sentido a la sociedad mexiquense”.

SinEmbargo buscó al presidente de la Codhem, Baruch Florente Delgado Carbajal, para comentar sobre estos señalamientos. Pero, el funcionario no estuvo disponible. En su lugar, el Primer Visitador de la Codhem, Federico Arneaga Esquivel, defendió en entrevista que la Comisión sí tiene una incidencia real en los asuntos que trata.

Expuso que la Codhem ha enfocado su trabajo en dos vertientes: el fomento de una cultura de respeto a los derechos humanos en la entidad y la atención a quejas, que han derivado en recomendaciones pero, mayormente, en conciliaciones o mediaciones entre los ciudadanos afectados y las autoridades.

Arneaga Esquivel detalló que las quejas recibidas se pueden clasificar en cuatro grandes áreas, conforme al rubro con el que están relacionadas: del sistema educativo, salud y sistema penitenciario.

Cuestionado sobre la falta de impacto del trabajo que realiza la Comisión, el Primer Visitador defendió que el trabajo está reflejado en las recomendaciones que ha hecho y señaló que son procedimientos a los que se les da continuidad hasta que se subsanan las violaciones a derechos humanos cometidos por una autoridad.

En lo que va de 2015, la Codhem ha emitido 18 recomendaciones y en el último lustro ha hecho, en promedio, 20 recomendaciones por año, de acuerdo con la información publicada en su portal electrónico. De acuerdo con Arneaga Esquivel, cada año reciben entre 6 mil y 7 mil quejas.

Para la abogada de la CMDPDH, la baja cifra de recomendaciones muestra una postura “muy pasiva” de la Comisión, pues “resalta que siendo un estado tan grande y con tantas problemáticas el número de recomendaciones que se emita al año no sea proporcional con la gravedad del asunto […] lo cual claramente no refleja la gran dimensión de las problemáticas de los muchos municipios que integran el estado”.

El Primer Visitador reconoció que si se contrastara el número de quejas con el de recomendaciones no se vería reflejado el trabajo de la Codhem, pero explicó que eso es porque detrás de esa baja cifra de recomendaciones hay un trabajo de conciliaciones y mediaciones respecto de las quejas que reciben. “Toda persona que viene a la Comisión siempre obtiene una canalización o una gestión para resolver esa problemática”, aseguró.

Explicó que se han emitido recomendaciones en casos de afectaciones a la integridad física y síquica de menores de edad, atentados contra la libertad personal (ya sea por detenciones administrativas o torturas) y afectaciones al derecho a la salud.

Al preguntarle por qué el trabajo de la Codhem no se ve reflejado en la realidad de la entidad, Arneaga Esquivel respondió que quizá era por una cuestión más “sentimental” que administrativa, en referencia a que no se ha hecho suficiente promoción de su labor.

“Son místicas de administración, son místicas de responsables. Hoy la mística que nos hace es: ‘Abran las puertas de la Comisión’. Es una Comisión de puertas abiertas”, afirmó.

López Pérez no concordó con esa postura. Por el contrario, dijo, la Codhem ha mostrado poca transparencia en su actuación, pues no tiene un procedimiento abierto, en el que se pueda saber si las recomendaciones emitidas fueron aceptadas por la autoridad o si las víctimas han sido reparadas o no.

“Ese tipo de información, que es fundamental para verificar que efectivamente el papel de la comisión ha funcionado, ha incidido en generar acceso a justicia o reparación a víctimas, no se encuentra actualmente disponible para el público en general. También es cierto que debería haber una mejor campaña de difusión al interior del Estado de México para hacer presencia de la misma Comisión y que la ciudadanía sienta la confianza de acercarse a esa institución porque va a haber algún tipo de resultado al interponer su queja”, consideró.

Fuente: Sin embargo

Anuncios
Tagged with: , , , , , ,
Publicado en Derechos Humanos, Local, México, Tortura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.855 seguidores

Síguenos en Twitter
Secciones
A %d blogueros les gusta esto: