Concepto de culpable fabricado

BannerTorturar

Un culpable fabricado puede ser definido como aquella persona que es detenida de forma arbitraria siendo posteriormente procesada con acusaciones falsas, pruebas simuladas y testigos no fiables, así como mediante el uso de la tortura por parte de la autoridad policial y/o ministerial, en ocasiones con la complicidad de un ente de poder particular o público, abusando así de las facultades conferidas por las leyes con la finalidad de llevar a cabo un tipo de fraude procesal cuyas motivaciones pueden ser de índole política, económica o social. Para tal efecto, los derechos fundamentales y las garantías procesales del acusado son violentados por tales autoridades y entes de poder. Los funcionarios implicados en este tipo de prácticas ilegales incurren entonces en responsabilidad penal.

Un ejemplo de estos abusos es la exhibición de los detenidos ante los medios de comunicación como culpables y la puesta en escena de montajes orquestados por elementos policiacos en aquiescencia del Estado. En su mayoría los procesos se ven contaminados por pruebas manipuladas y por declaraciones tanto de los sujetos parte como de testigos que son contradictorias, inconsistentes y falsas, creando de esta forma un efecto corruptor y la subsecuente violación al conjunto de derechos que conforman la esfera jurídica del debido proceso, tales como: el derecho a la defensa adecuada, a la prohibición de la tortura y a la presunción de inocencia.

De igual forma, las autoridades judiciales pueden verse comprometidas al admitir pruebas ilícitamente obtenidas, como confesiones obtenidas bajo tortura, coacción y amenazas; detenciones ilegales y la puesta a disposición de los detenidos de forma  dilatada sin justificación valida y diligencias rendidas en ausencia de un abogado. En este sentido, al verse controvertido el proceso por la defensa es deber de la justicia federal determinar su constitucionalidad y decidir si existen violaciones graves a los derechos fundamentales del procesado. Si es así, entonces debe procederse a la absolución inmediata del inculpado o a la reposición del proceso.    

Definición de Luis Vargas, Presidente de la Asociación contra la Fábrica de Culpables (AFCDDH).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.854 seguidores

Síguenos en Twitter
Secciones
A %d blogueros les gusta esto: