Resumen de los hechos

jacob_111210_phixr (1)

En el año 2006 a la par del inicio del mandato Calderonista, la señora Wallace emprendió una cruzada para capturar a las personas que ella consideraba como los responsables del supuesto secuestro de su hijo, señalando desde un inicio, aun sin tener pruebas fehacientes para sostener su dicho, a Jacobo Tagle Dobín. La primera persona en ser arrestada fue Juana Hilda González Lomeli el día 10 de enero, luego le siguió Cesar Freyre Morales el 24 del mismo mes, ambos detenidos por autoridades federales en el 2006. Subsecuentemente, el 8 de febrero de ese mismo año Juana Hilda confesó ante el ministerio público federal haber participado en el secuestro y posterior asesinato de Hugo Wallace, además de incriminar, entre otros, a Jacobo Tagle. Cabe señalar que posteriormente esta declaración auto inculpatoria sería impugnada por su defensa bajo el argumento que fue obtenida con coacción y en violación a sus garantías procesales. 

La persecución de Jacobo Tagle dio inicio el 22 de febrero de 2006 cuando su rostro fue exhibido a través de anuncios espectaculares de la compañía SHOWCASE, propiedad de la familia Wallace, colocados en diversos lugares del Distrito Federal. En dichos panorámicos se ofrecían 200 mil pesos por información que llevara a su captura, además se le acusaba públicamente como uno de los secuestradores y asesinos de Hugo Wallace. Posteriormente, otros dos de los acusados por la señora Wallace, los hermanos Tony y Castillo Cruz, se presentaron voluntariamente a comparecer ante el ministerio público siendo consignados. Debido a la gravedad de la situación es este lapso de tiempo en que Tagle decide emprender la huida.

El 6 de abril del mismo año el juez de la causa otorgó a las autoridades federales orden de aprehensión en su contra. Durante su búsqueda la PGR expidió varios anuncios en donde se le consideraba como uno de los criminales más peligrosos del país además de que ofrecía como recompensa 5, 000,000 millones de pesos a quien proporcionara “información útil, veraz y oportuna en su localización y detención efectiva”.

Durante el tiempo que se mantuvo evadido de la justicia tuvieron lugar los siguientes hechos trascendentales que perjudicaron gravemente a su familia. Nótese que ambos hechos están relacionados con el secuestro de una mujer llamada Barbara Cindy y de su hijo.

  • El 6 de noviembre de ese año las autoridades ministeriales ordenaron el aseguramiento del tercer piso de la casa de su madre, Raquel Rosenthal Dobín, justificando que supuestamente era una casa de seguridad usada por Jacobo Tagle para el supuesto secuestro de Barbara Cyndi y su hijo. Pese a los amparos interpuestos para evitar su evicción, Raquel Rosenthal fue desalojada junto a su familia.
  • El 19 de diciembre de 2009 su hermano menor, Salomón Tagle Dobín, fue detenido en Republica Dominicana por la INTERPOL. A su llegada a México fue acusado del secuestro de Hugo Wallace y de Barbara Cindy y su hijo, siendo únicamente condenado por este último ilícito. Dado que los hechos castigados supuestamente ocurrieron en el año 2004 cuando Salomón todavía no cumplía la mayoría de edad, solo permaneció 5 años en una prisión para menores.

Después de una larga odisea, la noche del 3 de diciembre de 2010 Jacobo Tagle Dobín fue detenido por un grupo de policías ministeriales, quienes en ese momento no se identificaron ni presentaron orden de aprehensión, afuera de su domicilio en el Estado de México. Durante su traslado a las instalaciones de la policía ministerial, el cual se prolongó una hora con 45 minutos aproximadamente, alega haber sido víctima de actos de tortura. Según Tagle, desde la madrugada del 4 de diciembre hasta su puesta a disposición del juez el 12 de diciembre, fue sometido por la señora Wallace y Braulio Robles, en ese entonces agente del ministerio público federal, a una serie de arbitrariedades y de abusos físicos y mentales que se narran en los párrafos siguientes:

Tagle señala que fue retenido en las oficinas de la policía ministerial en donde fue confrontado por Isabel Miranda de Wallace y su hija, Claudia Wallace, uno de sus sobrinos y Braulio Robles. Asimismo, alega que ahí fue aleccionado, maltratado y amenazado para confesar que participó en el supuesto secuestro y asesinato de Hugo Wallace. Incluso, señala que su declaración ministerial del 4 de diciembre rendida en esa dependencia fue preparada y manipulada por la señora Wallace y su hija. Esta declaración posteriormente fue anexada a la del 6 de diciembre rendida ante la SIEDO. Además, esa misma noche afirma que fue llevado al Canal de Cuemanco en donde afirma que fue instruido para mostrar los lugares en donde se supone había tirado los restos desmembrados del cuerpo de la presunta víctima.

La mañana del 5 de diciembre Tagle fue trasladado a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México para la presentación de su detención ante los medios de comunicación. Esta conferencia de prensa fue encabezada por la señora Wallace y el que fuera en esa época el procurador de esta entidad, Alfredo Castillo Cervantes. Durante la misma fue presentado el video de su confesión en el que se puede apreciar como Jacobo Tagle es interrogado, según sus declaraciones, por elementos de la policía federal en lo que parecen ser instalaciones de la PGJEM. Dicho video contiene varios cortes, en unas ocasiones se le aprecia con el cabello alborotado y en otras no, por lo que se puede deducir que fue editado para su presentación oficial. Además, uno de los momentos más memorables de la conferencia es cuando la señora Wallace le pide a los policías que lo custodiaban que le levantaran la playera para que el público pudiera ver que no había sido torturado.

Al día siguiente, Tagle fue llevado a rendir su declaración ministerial del 6 diciembre a las instalaciones de la SIEDO. Nótese que en este documento falta la firma del testigo de asistencia además que la declaración del 4 de diciembre le fue anexada. Por si fuera poco, Jacobo señala que el abogado defensor que supuestamente lo asesoró durante esta diligencia saludó de abrazo a la señora Wallace. 

Ese mismo día por la tarde, fue trasladado al Canal de Cuemanco en donde fueron llevadas a cabo las diligencias de búsqueda de los restos del cadáver de Hugo Wallace. Durante dicha diligencia resalta la presencia de algunos medios de comunicación por lo que se puede apreciar en sus reportajes que es la señora Wallace quien encabeza la pesquisas, además se observa a elementos de la policía federal, a su familia y a Braulio Robles, acompañarla en todo momento. Para tal efecto, se hizo uso de una patrulla propiedad de la policía estatal. La diligencia se extendió en tiempo y lugares. Así las cosas, el 8 de diciembre fue encontrada una osamenta en uno de los predios aledaños al canal en donde de acuerdo a las confesiones de Tagle y Cesar Freyre se habían desecho del cuerpo de Hugo.  Sin embargo, los análisis en antropología forense hechos el 16 de diciembre a dicha osamenta demostraron que no se trataba de un humano.

Posteriormente, el 10 de diciembre Tagle fue sustraído del centro de arraigos para ser obligado a participar en una diligencia sobre la reconstrucción de los hechos supuestamente ocurridos la madrugada del 12 de julio en el departamento de Perugino. Para tal efecto, Jacobo Tagle afirma que fue aleccionado y maltratado por la señora Wallace y Braulio Robles. Durante la reconstrucción de los hechos señala que una persona que llamó tía a la señora Wallace lo estaba filmando, misma persona que según él había estado grabándolo desde la primera diligencia.

No es sino hasta el 12 de diciembre que la orden de aprehensión expedida el 6 de abril de 2006 por el juez de la causa fue cumplimentada. Así las cosas, el 14 de diciembre rindió su primera declaración preparatoria ante el juez. En la misma Jacobo reveló todos los abusos y violaciones a sus derechos fundamentales de los que fue víctima desde su detención hasta su puesta a disposición en este juzgado. A pesar de esto, el juez de la causa dictó el 16 de diciembre de 2010 auto de formal prisión en su contra.

Durante su permanencia en los distintos centros federales de readaptación social, Tagle ha denunciado haber sido víctima de actos de tortura, aislamiento, incomunicación, malos tratos y amenazas, además de ser trasladado de un CEFERESO a otro en diversas ocasiones sin justificación valida. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.854 seguidores

Síguenos en Twitter
Secciones
A %d blogueros les gusta esto: